XIII Bienal de Arquitectura de Venecia 2012

IMG_0129

IMG_0123

IMG_0120

DSC_5038

DSC_5012

_MG_6458

_MG_6455

la foto (2)

El envío argentino a la Bienal 2012, “Identidad en la Diversidad”, intenta reflexionar acerca de las relaciones entre arquitectura y sociedad a lo largo de nuestra historia como Nación.

El concepto de esta exposición es el de Nación como recurso y proyecto: su temática es una síntesis entre la sociedad, la arquitectura y el territorio con un fuerte hincapié en la herencia y la memoria. Herencia –en inglés heritage- significa tanto continuidad generacional como patrimonio cultural. En estos términos, el concepto de heredar significa entender que el presente que transitamos estaba ya preanunciado en la sociedad de nuestros abuelos, y nuestros padres, del mismo modo que la Argentina de hoy -la que nosotros vivimos, ideamos y construimos- va preparando lo que será la sociedad de nuestros nietos. La arquitectura y sus hacedores, entendida como una de las expresiones concretas de esa continuidad, de esa permanencia de líneas estructurantes a través del tiempo, resultará el gran atractivo de la muestra.

No se trata de contar una única historia de nuestra arquitectura, sino de exponer una muestra que, desde el presente, convoque a un ejercicio de la memoria. Se trata de construir un relato basado en estos conceptos: DIVERSIDAD, INTEGRACIÓN, MEMORIA, TERRITORIO y SOBERANÍA articulados para construir, en su conjunto, nuestra IDENTIDAD.

Para el envío argentino a la XIII Bienal de Arquitectura, Clorindo Testa ha diseñado una instalación que sirve como soporte de la exposición y, al mismo tiempo, se erige en la imagen general de la muestra. A manera de una gran escenografía, varios elementos organizan el espacio revalorizando el edificio histórico de los Arsenales (1570), restaurado para acoger al Pabellón Argentino.

Las piezas que componen la instalación se materializaron con maderas de pino rústicas sin cepillar, (comúnmente utilizadas en las obras como elementos descartables), policromadas, en este caso celestes, blancas y amarillas, que en ningún momento interfirieron con los muros y estructuras existentes.

La instalación comprendió diferentes elementos:

A. Caballetes: cuatro caballetes organizan la circulación y delimitan un recorrido. Soportes horizontales de libros, pantallas, gráfica, dibujos que componen el relato del envío argentino. A estos caballetes, a modo de espinas, se adosan otros elementos como pancartas verticales y bancos de apoyo.

B. Apuntalamientos Falsos: una buena cantidad de puntales ambientan y precisan el espacio. En el inicio del recorrido definen el acceso y dos sectores: centenario 1910 (acuarelas) y bicentenario 2010 (edificio), definidos por un entablonado horizontal, soporte de acuarelas de Tamburini (1910) y dibujos del museo de la casa de Gobierno (2010). Al finalizar el recorrido se encuentra el sector Malvinas, articulado por los puntales y el entablonado, que exhibe mapas y dibujos históricos.

C. Un espejo levemente inclinado, como remate de la instalación y al final del recorrido, distorsiona la imagen reproduciendo una vista general del conjunto y nuevamente nos lleva a otro recorrido desde lo alto y hacia el acceso. El camino delineado por caballetes y puntales (la materia prima de los edificios) nos invita a un recorrido a través de la identidad arquitectónica del país, y está organizado en apuntalamientos falsos y caballetes que albergan sus principales componentes: Diversidad, Integración, Memoria y Territorio. Un sendero de pantallas, paneles, pancartas, caricaturas y libros nos devela la sustancia de una historia que ha sido el territorio común en el que varias generaciones de inmigrantes y aborígenes generaron una identidad compartida.

Cada andamio incorporó entre 4 y 8 paneles verticales. En ellos el reconocido dibujante argentino, Miguel Rep, elaboró una caricatura de un arquitecto o personaje icónicos de nuestra historia, acompañado por un edificio que de alguna manera lo define y representa. La instalación remite a un grupo de gente ocupando la calle, diciendo lo que tiene para aportar a la ciudad, contando una historia común compuesta de trabajos individuales pero conectados entre sí por nuestra identidad común. Una lectura para el visitante atento que quiere conocer más acerca de nosotros a través de nuestra arquitectura y nuestro paisaje.

Organizadores del envío: Cancillería Argentina, la Sociedad Central de Arquitectos (SCA), la Federación Argentina de Entidades de Arquitectos (FADEA), el Centro de Documentación de Arquitectura latinoamericana (CEDODAL) y la Bienal de Arquitectura de Buenos Aires.

Curadores: Arq. Clorindo Testa, Hernán Bisman y Enrique Cordeyro.